By | 05/07/2020
Los vehículos AGV de Aethon

TUG es un robot colaborativo de altas prestaciones que puede relacionarse con las personas y de realizar muchos trabajos de forma autónoma. Podemos asegurar que es un robot de servicios destinado a trabajos de intralogística, como puede ser en un hospital, hotel, oficina o fábrica. Hay que recordar que según ciertos estudios, en el sector del turismo y de la hostelería el 66 % de los trabajos serán automatizados probablemente antes del dos mil cincuenta y cinco

El robot TUG ha sido diseñado por una ingeniería de robótica llamada Aethon con sede en Pittsburg, en Pensilvania occidental. Su finalidad es desarrollar una aplicación de conducción autónoma. El robot se mueve por medio del uso de sensores láser que le facilitan advertir personas en sus inmediaciones.

El aspecto del robot es evidente que no sea lo más atractivo de TUG, y por este motivo le suelen equiparar con una cabina de teléfono. Sin embargo sí que debemos de ensalzar sus prestaciones para transportar objetos, medicamentos o bien equipajes, si es que hacemos referencia de que su trabajo se lleva a cabo en un hotel. Allí está preparado para realizar labores cotidianas como es el caso de guiar a un usuario con las maletas, de mostrarle las instalaciones de un hotel y de aun guiarle hasta su habitación. Asimismo detecta en qué momento se le va a terminar la batería y de ir exactamente el mismo hasta donde se encuentra la zona de recarga. 

Para moverse en un ascensor o atravesar las puertas de su área de trabajo, dispone de una aplicación digital que a través de wifi, el software emite una señal a fin de que advierta al robot y se abran las puertas a su paso.

Evitando alcanzar a la total automatización de los centros de trabajo, como es el caso del Fly Zoo de Alibaba, son muchas las cadenas hoteleras que han apostado incorporar robots a una parte de sus tareas más repetitivas.

Un ejemplo es el Hotel Sheraton de San Gabriel, en Los Ángeles, quien hizo público la incorporación del robot TUG entre sus empleados para optimar su servicio a los huéspedes. Qué duda cabe que es una apuesta importante por las nuevas tecnologías, decisión que le ha servido para transformarse en el primer hotel de EEUU en utilizar robots mayordomos inteligentes.

Como señala Wanda Chan, el gerente del Sheraton de San Gabriel señala que “es imprescindible proporcionar al huésped las novedades tecnológicas, aparte de que son intrigantes y divertidos”. 

Por si acaso, por el momento el gerente del hotel ha preferido preparar unos elevadores alternativos para asegurarse de que no los compartan con los clientes del servicio, hasta que las personas estemos más cómodos a utilizar los espacios con el robot TUG.