By | 03/05/2020
Robot Cassie enseña a andar a otros robots bípedos

Poquito a poco se está probando que las aplicaciones robóticas de dos piernas, y en este caso no nos referimos a los robots policías, son los más aptos para imitar los movimientos que realizamos para desplazarnos en nuestro entorno. El Laboratorio de Autonomía Dinámica y Robótica Inteligente (su acrónimo en inglés DAIR) está entrenado un nuevo robot. Su nombre es Cassie, y como hemos mencionado es un robot bípedo y activo creado por la empresa de robótica Agility Robotics. A fin de que podáis haceros idea, recordaros que se trata del hermano mayor de Digit, el robot que es desarrollado por Agility Robotics para repartir pedidos a nuestras viviendas.

El robot bípedo ha sido creado para investigar los algoritmos que diseñan en este laboratorio con el objetivo de ayudar a que otros robots puedan caminar y desplazarse por todo tipo de terrenos.

Los robots con una configuración bípeda son más eficientes en el momento de rodear objetos y personas, como subir escaleras. “Esto es útil en todo tipo de sistemas, incluida la exploración básica, pero también en tareas de salvamento en catástrofes e en inspección de espacios. Eso es lo que ha llamado la atención de los desarrolladores en estos días” indica Michael Posa, ingeniero de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas.

Dos investigadores graduados en el DAIRLab se encargan de testear los algoritmos que allí desarrollan en Cassie. Se prepara el lenguaje de programación en un computador y se prueba con el robot real. “En general, si no marcha en la prueba, no va a funcionar en el mundo real” informa Posa.

Tal y como afirman, poner en práctica el algoritmo de IA es sumamente complicado, pues el equipo es un punto indeterminado en vez de una máquina robótica, es decir, un robot bípedo, por consiguiente, hay que hacer que aprenda el algoritmo.

Una vez se ha comprobado la contestación de Cassie a la programación, los investigadores pueden readaptar el código que se ha introducido. Una de las principales ventajas de programar robots es que se les puede probar llegando hasta el máximo de sus capacidades.

De las extremidades de Cassie resalta que sus rodillas se flexionan cara dentro, esto es, al revés que a los humanos, lo que le ayuda a bajar por las escaleras. hay que tener en cuenta que su desplazamiento es muy realista si lo equiparamos con el de los humanos, de igual modo que la velocidad que puede alcanzar. Desarrollar los puntos de movimiento de Cassie es estudiar en el desarrollo de los próximos equipos robóticos bípedos que serán desarrolladas y vendidas.

Así ha sucedido con el robot Digit, el cual ya es testeado en trabajos de reparto autónomo a domicilio, aunque sus características les van a facilitar trabajar en otros muchos sectores, ya sea como robots de rescate o para trabajar en zonas de riesgo.